Minnesota Lynx y Atlanta Dream son los conjuntos que lucharán por el anillo esta temporada. El Target Center y el Phillips Arena son los escenarios donde una de las dos franquicias grabará su nombre junto a las más grandes de la Liga. McCoughtry, Augustus, Moore, Lyttle, Whalen y compañía tratarán de hacer historia después de meses de lucha y espectáculo en las canchas de la mejor liga femenina del mundo.
Y como cada temporada,
masBasket te lo cuenta de la mano de un especialista como Rubén Moreno H.


RUBÉN MORENO H.
masbasket.com



MINNESOTA LYNX CAMPEONAS 2011

Colorín colorado. Las Minnesota Lynx son las nuevas campeonas de la WNBA. Por la vía rápida y tal vez de una manera un tanto engañosa por el gran período de tiempo que las Dream estuvieron delante en el marcador en los momentos determinantes de la eliminatoria, las jugadoras de Cheryl Reeve lograron levantar el tan ansiado trofeo de las tres patas al imponerese a las de Georgia por 73-67 en el tercer y definitivo partido de las Finales.

Justo M.V.P. para su estrella Seimone Augustus quien rescató a las suyas en los momentos de zozobra del segundo match y que la convierte ya en leyenda del conjunto de Minneapolis. Este tercer envite jugado en el Phillips Arena de Atlanta ante más de 11.500 seguidores ávidos de disfrutar del mejor baloncesto del planeta, tuvo de nuevo en la figura de Angel McCoughtry, (22 puntos, 5 rebotes y 3 robos), y en la de la brasileña de Avenida, Érika de Souza, (11 puntos y 15 rebotes) a las jugadoras más destacadas por el bando local, con Lyttle en 8 rebotes, 8 puntos y 2 robos un poco más apagada.

Hasta 7 asistencias salieron de las manos de la excelente "point guard" de las Dream, Lindsey Harding a las que sumó 4 tantos confirmando su sello de jugadora importante en esta serie de play-offs finales. Las nuevas campeonas comandaron la situación gracias a los 16 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias de Augustus y a los 13 tantos, 9 rebotes, 3 asistencias y 3 robos de una Brunson que ha acabado la temporada al mismo nivel de juego y fuerza que lo comnenzó.

Pero es que estas Lynx han configurado un auténtico martillo pilón y prueba de ello es el magnífico encuentro de McWilliams-Franklin, (7 puntos, 4 rebotes, 4 asistencias y 2 tapones). Toda una veterana por la que no parece estar pasando el tiempo. Fenomenal de nuevo la número uno del draft, la "valenciana" Maya Moore: 15 puntos, 7 rebotes, 2 asistencias y 1 robo de balón. Esperamos con ansiedad los choques de la 23 de las Lynx con las Bonner y compañía en nuestra Liga.

Lindsay Whalen volvió a ser la guía del equipo azul, y aún sin mostrar en este último encuentro unos números sobresalientes, (7 puntos, 5 rebotes, 1 asistencia y 2 robos de balón) ha sido durante toda la campaña el motor de un conjunto que ha basado su triunfo final en la fuerza interior de sus center, la calidad del tiro exterior con Moore y Augustus y la brillante dirección de juego de una base exquisita como la rubia uno de las Lynx.

Otra de las jugadoras que sale fortalecida de estas series contra las Dream es sin duda la pívot de 1,93 Jessica Adair. En su segunda temporada en la Liga no podríamos pasar por alto el eficiente juego de esta interesante interior que ha promediado 7,3 puntos, 3,7 rebotes y 1 tapón en los 13 minutos que ha disputado en esta ronda final contra Atlanta.

Se cierra pues una temporada con relevo en lo más alto del podium. Las Lynx deben partir como serias candidatas a renovar el anillo si consiguen mantener el grueso de jugadoras que le ha permitido llegar a lo más noble de la Liga, y a partir de ahí debemos seguir con detenimiento los diferentes pasos que el resto de franquicias deben ir dando desde ya para tratar de configurar los mejores argumentos con los que plantar cara a un conjunto, el de Minneapolis que ha entrado, con todo merecimiento, en una parte de la historia de la WNBA.



Imagen: Getty Images